Épica séptima edición, la celebrada este pasado sábado 30 de marzo de la carrera de montaña Villa de Casares, en la que los algo más de 300 corredores han disfrutado del maravilloso entorno natural de Casares en una jornada bastante lluviosa. La prueba ha incluido dos modalidades, de 14 y 21 kilómetros, respectivamente.

Si valor tienen quienes la han corrido, no menos mérito tienen los 80 voluntarios que han estado a la intemperie las más de cuatro horas que duró la prueba, en los cinco puntos kilométricos establecidos, justo cuando las estaciones meteorológicas de la zona han recogido los mayores índices de precipitación.