Sierra de la Utrera (Casares)

Villavieja. Sierra de la Utrera (Casares)

La Sierra de la Utrera (Casares) es la última estribación de las sierras béticas internas hacia el suroeste peninsular. Se trata de un conjunto calizo de origen jurásico con una altitud máxima de 354 msnm en el que la dinámica kárstica ha generado las típicas formas de torcal; un paisaje de singular belleza.

Su topónimo ya aparece citado en 1552 como “peñas de las buytreras“. Se trata de un cuestionario que se realiza a los testigos que presenta el duque de Arcospor su villa de Casares“, en un pleito que tiene con la ciudad de Marbella por el uso de las dehesas boyales para el ganado y por la gestión del agua del río Manilva.

Cueva del Gran Duque (Sierra de la Utrera, Casares)
Fotografía: Cueva del Gran Duque (Jorge L. Romo Villalba)

A la importancia natural y paisajística del entorno se añade su valor histórico pues quedan en el paraje numerosas evidencias de diversos yacimientos de una muy amplia cronología que se remonta hasta el Paleolítico Inferior, hace 100.000 años, en el Canuto Chico, siendo más numerosos los yacimientos datados en la Prehistoria reciente como el de la Cueva del Gran Duque, con una ocupación durante la Edad del Cobre (III milenio a.C) o en el yacimiento de Villavieja, el principal asentamiento de la comarca entre finales del II milenio e inicios del siguiente. Según los arqueólogos José Suárez Padilla y José María Tomassetti Guerra, probablemente desde Villavieja se gestionara la construcción de la excepcional fortaleza protohistórica de Alcorrín, en Manilva. Los habitantes de Villavieja entran en contacto con los colonos fenicios instalados en asentamientos cercanos a la desembocadura del río Guadiaro y, a partir de esos momentos, se produce una asimilación de la tecnología de origen oriental, aunque con el tiempo abandonan Alcorrín y vuelven a Villavieja, donde también aparecen numerosas muestras cerámicas de tipología fenicia y púnica que se pueden fechar entre los siglos VII y V a.C. En Villavieja también aparecen algunos restos romanos y numerosas muestras de cerámica altomedieval (siglos IX-XI).