Paseo del Niño de la Rosa Fina (Casares)

Paseo del Niño de la Rosa Fina (Casares)

El paseo del Niño de la Rosa Fina es un itinerario peatonal de 1,5 km que discurre en paralelo a la carretera MA-8300, entre el puerto de Ronda y el casco histórico de Casares. Fue inaugurado en marzo de 2010 en homenaje a Francisco Doncel Quirós, conocido artísticamente como Niño de la Rosa Fina, cantaor flamenco de origen payo que tuvo una gran proyección nacional a principios de la década de 1930. Nació en Casares en 1896 y falleció en 1981, también en Casares.

El Niño de la Rosa Fina

El Niño de la Rosa Fina debutó artísticamente en Estepona y desde muy joven formó parte de los elencos flamencos más importantes de España. Compartió escenarios con casi todos los grandes, tales como Manuel Vallejo, Pepe Marchena, José Cepero, Corruco de Algeciras, Francisco Lema “Fosforito el Viejo”, entre otros. Su mejor palo fue el fandango, al que infundió un estilo propio. La interpretación personal que hace del fandango de Casares es la que más se interpreta en la actualidad a nivel local, de la cual el mejor ejemplo es el cante “Y lo llevo a mucha gala”:

Soy de Casares Señores
y lo llevo muy a gala
y en toita las reuniones
mi fandango es el que gana.

Otros cantes a los que infundió su propio sello aflamencado son “La praviana”, de procedencia asturiana, y “Los campanilleros”.

LEER TAMBIÉN: ¡Soy de Casares, señores! Por Benito Trujillano Mena
Niño de la Rosa Fina